Como afrontar la perdida de un padre

Como afrontar la perdida de un padre

Aunque pasamos por la vida anticipando enfrentar la pérdida de nuestros padres en algún momento, nunca estamos preparados para enfrentarla. Nos aferramos a cada pedacito de esperanza, incluso si sabemos que no tienen mucho tiempo. Cuando llega el día, la esperanza se convierte en conmoción que adormece nuestros sentidos y llena el vacío de tristeza, desesperación, ira e incredulidad.

Esta guía de duelo lo ayuda a comprender la complejidad de perder a un padre, su efecto en quienes se quedan atrás y le muestra cómo afrontar la vida después de eso.

PERDER A UN PADRE

La pérdida de un padre se manifiesta como cualquier otra gran pérdida de un ser querido. Espere pasar por el entumecimiento y la conmoción iniciales, luego pase por los diferentes sentimientos y emociones asociados con las etapas del duelo, incluida la negación, la ira, la tristeza y la desesperación. Recuerda que su orden, intensidad y duración están determinados por la relación con tu progenitor y las circunstancias de su muerte. No te sorprendas si te pierdes una etapa o si te toma un tiempo pasarlas todas.

Prepárate para largas noches de insomnio sintiéndote perdido y solo mientras te preocupas por la vida sin que tu madre o tu padre desempeñen un papel activo en ella. Es probable que llegar a un acuerdo con eso tenga un impacto en su relación con otros miembros de la familia. También puede alterar la dinámica en el hogar, ya que todos los demás también se verían afectados.

Según algunos estudios, el género también juega un papel en la pérdida de los padres. Es probable que la muerte de un padre tenga un mayor impacto en el hijo, mientras que las hijas se ven más afectadas por la muerte de sus madres. La edad es otro factor que influye en el duelo y afecta a la persona en duelo.

PÉRDIDA DE UN PADRE CUANDO ERA NIÑO

Perder a un padre a una edad temprana es una forma particularmente cruel de familiarizarse con el duelo. Sin embargo, le sucede a 111 niños todos los días solo en el Reino Unido. Es probable que el trauma y la conmoción de esta experiencia estresante causen estragos en la mente del joven y dejen una marca para el resto de su vida.

En los casos de un vínculo fuerte entre el padre fallecido y el niño, la pérdida de los padres puede afectar la capacidad de formar y mantener relaciones futuras. También puede indicar el final de la infancia y obligar a asumir responsabilidades que normalmente asumen los adultos. No es raro que los niños en duelo se sientan presionados para “mantenerse fuertes” para el padre que les queda y otros hermanos o para contribuir al buen funcionamiento del hogar.

El dolor infantil es persistente y es muy posible que aparezca más adelante en la vida, especialmente cuando comienza a comprender y examinar la verdadera escala de su pérdida. Ciertos eventos e hitos también pueden desencadenar una nueva ola de sentimientos de dolor y recuerdos acerca de sus padres.

Para más información, consulte nuestra guía sobre cómo explicar la muerte a los niños .

PÉRDIDA DE UN PADRE EN LA VEJEZ

Solo tiene un par de padres y siempre será el niño en esa relación, incluso si usted mismo se convierte en padre. Puedes contar con ellos para que te ayuden con las renovaciones de la casa o para que te regañen cuando te equivoques. Son la única constante en tu vida que es una parte incondicional de ella.

Entonces, de repente, ya no están allí y no tienes a nadie que intervenga. Independientemente de cuándo suceda, es probable que la pérdida de un padre tenga un impacto inmediato y a largo plazo en la mayor parte de tu vida. En muchos sentidos, los sentimientos con respecto a esa pérdida son tan fuertes en sus últimos años como lo fueron en la infancia.

Nada puede prepararte para su muerte, aunque sea el resultado de una larga enfermedad. El impacto de perderlos sigue siendo muy real. El dolor del duelo es igual de insoportable y te sientes tan perdido y vulnerable como si fueras un niño pequeño.

Tenga en cuenta que a veces la muerte después de una larga enfermedad, especialmente si les estaba causando dolor e incomodidad, puede provocar sentimientos de alivio. Esa es una reacción normal en tales circunstancias y no debes sentirte culpable por ello.

CÓMO APOYAR A UN PADRE EN DUELO

Muy a menudo, la pérdida de uno de los padres deja a otro afligido y necesitado de apoyo. Ofrécete a quedarte con ellos y ayudarlos con las tareas del hogar, cuidar a las mascotas, hacer las compras, etc. Haz una lista de las personas que deben ser notificadas, especialmente si no son locales y llámalas. Tenga a mano un vaso de agua y una caja de pañuelos, ya que existe la posibilidad de que se moleste al hacer algunas de estas llamadas telefónicas.

Si su padre está tomando medicamentos, debe recordarles que los tomen. Asegúrese de que se mantengan hidratados y coman regularmente. Salga a caminar todos los días y esté dispuesto a escuchar lo que tienen que decir sin ofrecer consejos no solicitados.

AYUDA CON EL TRABAJO ADMINISTRATIVO Y LEGAL.

Hay bastantes tareas legales y administrativas que requieren atención inmediata cuando alguien muere. Lleve a sus padres a una oficina de registro local y ayúdelos a registrar la muerte, ofrezca su ayuda en el trato con las empresas de servicios públicos y los proveedores de servicios para asegurarse de que cancelen los contratos y pagos en curso, etc.

Si tiene que ocuparse del patrimonio o se le nombra albacea en el testamento de sus padres, visite nuestra página de Servicios legales para obtener más información y ayuda con la sucesión.

AYUDA PARA PLANIFICAR EL FUNERAL.

La idea de planificar un funeral en este momento difícil es bastante desalentadora, pero tiene que hacerse. Comience por encontrar un director de funeraria y haga una cita para verlo. Lo guiarán a través de todas las opciones disponibles y lo ayudarán a tomar una decisión informada.

Descubra más sobre cómo planificar un funeral para su ser querido.

SEGUIR ADELANTE DESPUÉS DE PERDER A UN PADRE

Para muchos jóvenes, la muerte de uno de los padres los obliga a crecer de la noche a la mañana y asumir la responsabilidad de vivir sin ellos. No le da más opción que convertirse en un adulto y actuar en consecuencia mientras “se mantiene fuerte” para otros miembros de la familia. También puede traer cierta vulnerabilidad haciéndote sentir solo y temeroso de la vida sin tu madre o padre a tu lado.

Aunque nunca puede prepararse para una pérdida tan significativa, puede comenzar por cuidarse a sí mismo. El duelo pone su cuerpo y mente bajo mucha presión y consume la mayor parte de su energía. Coma y manténgase hidratado, aprenda algunos ejercicios de meditación y respiración para calmarse y reducir los niveles de estrés. Evite el uso de dispositivos electrónicos como teléfonos móviles, tabletas y computadoras portátiles en la cama, ya que transmiten una luz azul que engaña a su cerebro para mantenerlo despierto. Los síntomas del duelo mejoran con el tiempo pero si alguno de ellos persiste o afecta a tu día a día, debes acudir a tu médico.

En tiempos difíciles como este, las familias se unen para fortalecerse y apoyarse mutuamente. Ponte en contacto con tus hermanos y pasa tiempo con ellos. El duelo tiene el poder de crear fuertes lazos entre las personas, pero tenga en cuenta que también puede convertirse en una barrera, ya que algunos prefieren pasar el duelo en privado. Si ese es el caso, asegúrese de respetar sus deseos.

Guardarte las cosas para ti mismo y fingir que estás bien puede parecer una buena estrategia, pero no lo es. El duelo no desaparece si finges que no existe. Dale voz y encuentra la manera de expresar tus sentimientos y emociones. Hable con alguien al respecto, comience un diario o encuentre una salida creativa para ellos. Cuanto antes lo haga, antes podrá comenzar a sanar.

 


 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.