UNA GUÍA PARA SOBRELLEVAR EL DUELO Y LA PÉRDIDA

UNA GUÍA PARA SOBRELLEVAR EL DUELO Y LA PÉRDIDA

La pérdida de un ser querido puede ser una de las experiencias más abrumadoras y dolorosas que probablemente encuentre. Viene sin invitación y te lleva a través de una variedad de emociones que a menudo se contradicen entre sí y no tienen sentido.

El dolor físico que produce puede tener un efecto negativo en su salud y es probable que afecte su forma de pensar, altere su comportamiento y perturbe su sueño, alimentación y pensamiento.

Este artículo brindará consejos y orientación sobre cómo sobrellevar el duelo. Le ayudará a comprender el proceso de duelo, sus síntomas y cómo cuidarse durante el duelo.

¿QUÉ ES EL DUELO?

El duelo es una reacción natural a la pérdida. Es una experiencia personal caracterizada por algunos síntomas físicos y emocionales compartidos que a menudo son impredecibles y están determinados por las circunstancias individuales. La duración y la gravedad de esos síntomas dependen de la capacidad del individuo para hacer frente a su pérdida y adaptarse a sus desafíos.

Aunque esta guía trata sobre el duelo después de la pérdida de un ser querido, es importante señalar que cualquier pérdida importante puede provocar duelo. Eso incluye la pérdida de una mascota o un trabajo, pérdidas financieras, divorcio o ruptura, pérdida como resultado de un robo, pérdida de la independencia de una persona debido a una discapacidad, etc.

SÍNTOMAS EMOCIONALES DEL DUELO

Es bastante normal estar conmocionado por la noticia de su pérdida y negarse a aceptarlo al principio. También es probable que atraviese una fase de enfado, inseguridad y temor a la vida por su cuenta, especialmente si está afligido por la pérdida de un cónyuge o pareja.

CHOQUE

Presenciar o enterarse de la muerte de un ser querido probablemente lo deje en estado de shock y adormezca sus sentidos. A menudo es seguido por esperar ver a esa persona y negarse a aceptar su muerte. Estas reacciones son normales y forman parte de las primeras etapas del duelo.

ENOJO

Estar enojado consigo mismo, con un médico o con la persona fallecida también es una respuesta normal a su pérdida. Incluso puede sentir la necesidad de culpar a alguien por lo que sucedió o responsabilizarlo por la injusticia. No todos se sienten enojados, pero si es así, encuentre una manera de abordar el enojo y expresarlo de una manera que no deje consecuencias no deseadas.

TRISTEZA

Sentirse triste y llorar tras la muerte de un ser querido es uno de los síntomas más evidentes del duelo. Si bien no todos lloran cuando están tristes, llorar en sí mismo no es un signo de debilidad. No debes reprimir tus lágrimas porque te permiten descargar tu dolor y sanar.

MIEDO

Perder a un ser querido puede provocar una serie de temores, incluidos los relacionados con la propia mortalidad. Esos miedos incluyen sentimientos de impotencia, preocupación por el futuro y la vida sin esa persona especial. Algunas personas se vuelven ansiosas y experimentan ataques de pánico, mientras que otras se sienten inseguras e indefensas por sí mismas.

CULPA

Según las circunstancias, es posible que se sienta culpable por no haber hecho lo suficiente para evitar la muerte de su ser querido, aunque no haya sido culpa de nadie. El alivio en los casos de muerte tras una larga enfermedad también puede ser un desencadenante de sentimientos de culpa. Incluso puede sentirse culpable por las cosas que hizo o no dijo o hizo.

SÍNTOMAS FÍSICOS DEL DUELO

El duelo no limita su efecto a una serie de sentimientos y emociones. Viene con algunos síntomas físicos muy claros y persistentes también. Muy a menudo, las personas en duelo sufren diferentes dolores y molestias, fatiga y un sistema inmunológico debilitado o experimentan cambios de peso y patrones de sueño alterados. La mayoría de los síntomas físicos del duelo se deben al aumento del estrés y al trauma de la pérdida de un amor.

FATIGA

El cansancio extremo y el agotamiento son los primeros y más destacados síntomas físicos del duelo. La fatiga se vuelve crónica y es probable que tenga dificultades para levantarse de la cama y encontrar la energía para continuar con el resto del día.

Sea paciente consigo mismo y asegúrese de comer una dieta saludable y mantenerse hidratado. Reduzca la velocidad y trabaje para reducir el estrés meditando, escuchando música relajante, haciendo ejercicio o haciendo ejercicios de respiración profunda.

ACHAQUES

La fatiga y el estrés del duelo pueden ponerlo tenso y dolorido. Esté preparado para sufrir fuertes dolores de cabeza, dolores de espalda, opresión en el área del pecho, etc. Esta es la forma en que su cuerpo le dice que debe reducir la velocidad y comenzar a cuidarlo.

Considere la meditación y otras actividades que ayudan a reducir el estrés. Haz algunos estiramientos y reserva un masaje para deshacerte de la tensión y relajar los músculos. Si sufre dolor crónico, por favor haga una cita para ver a su médico. ¡No te automediques con drogas y alcohol!

SISTEMA INMUNOLÓGICO DEBILITADO

Es probable que la liberación constante de hormonas del estrés durante el duelo y la fatiga den como resultado un sistema inmunológico debilitado, lo que lo hace propenso a enfermedades y enfermedades. Los adultos mayores que están de duelo sufren peor.

Puede fortalecer su sistema inmunológico reduciendo el estrés y durmiendo bien por la noche. Coma una dieta saludable o al menos asegúrese de obtener los nutrientes, vitaminas y minerales vitales necesarios para el funcionamiento normal de su cuerpo. Si pertenece a la categoría de adultos mayores, haga una cita para ver a su médico, quien puede evaluar su salud y, si es necesario, recetarle suplementos para estimular su sistema inmunológico.

PÉRDIDA DE PESO O AUMENTO DE PESO

Existe una conexión profunda entre nuestra salud física y emocional que puede afectar el sistema digestivo. Es por eso que algunos de nosotros recurrimos a la comodidad de comer en situaciones estresantes, mientras que otros no comen lo suficiente.

Asegúrate de que tu dieta sea nutricionalmente equilibrada y contenga los nutrientes necesarios para el funcionamiento de tu organismo. Si eso es un problema, debe consultar a su médico o dietista para obtener más ayuda y asesoramiento.

PROBLEMAS PARA DORMIR

Según algunos especialistas, es más probable que te toque la lotería que que duermas bien durante el duelo. Eso es particularmente cierto en las etapas iniciales del duelo debido a la conmoción y el trauma iniciales de su pérdida.

Su televisor, teléfono inteligente y otros dispositivos electrónicos emiten luz azul que se percibe como la luz del sol y engaña a su cerebro para mantenerlo despierto. Si tiene dificultades para dormir bien por la noche, deje de usarlos al menos una hora antes de acostarse para darle a su cerebro la oportunidad de relajarse. Lee un libro o un diario en la cama en lugar de ver una película o navegar por las redes sociales.

Recuerde que el duelo está determinado por su relación con la persona fallecida y las circunstancias de su muerte. No debe alarmarse si no experimenta todos los síntomas anteriores o si se ve afectado por síntomas que no se mencionan en esta lista.

De cualquier manera, si sus síntomas de duelo persisten y afectan su vida diaria, programe una cita para ver a su médico o haga clic en el cuadro GriefChat en la parte inferior de esta página para hablar con alguien que esté calificado para ayudarlo.

EL PROCESO DE DUELO

Contrariamente a la creencia popular, el duelo no es igual para todos y no tiene una fecha de caducidad determinada. En cambio, involucra una variedad de emociones, sentimientos y acciones que probablemente le causen dolor y sufrimiento. Son partes importantes del proceso de duelo e ignorarlos o tratar de disfrazarlos de alguna manera, es probable que resulte en un duelo complicado.

Varios médicos y psiquiatras han ideado diferentes modelos de duelo que tienen como objetivo explicar el proceso de duelo y ayudar a los dolientes a “encontrarle sentido”. Estos son algunos de los más populares:

CRECIENDO ALREDEDOR DEL DOLOR

La Dra. Lois Tonkin presenta una alternativa a los modelos de duelo que se basan en diferentes fases o etapas del duelo. Su teoría nos enseña que el duelo es constante y permanece igual pero los afectados crecen a su alrededor. Este modelo también se conoce como el “modelo de duelo del huevo frito”: la vida es el gran círculo blanco y la yema en el medio es el agujero negro dejado por la persona fallecida. La “yema de huevo” siempre está ahí y nos obliga a hacer crecer nuestra vida a su alrededor.

LAS SEIS ERRES DEL DUELO

La Dra. Therese Rando ha desarrollado un modelo en el que toma los diferentes estados emocionales por los que es probable que pase una persona en duelo y los agrupa en tres categorías emocionales: evitación, confrontación y acomodación. Las Seis R del Duelo son:

  • Reconocer la pérdida
  • Reaccionar a la separación
  • Recordar y volver a experimentar
  • Renunciar a viejos archivos adjuntos
  • Reajustar
  • Reinvertir

RECONSTRUCCIÓN DEL SIGNIFICADO

Robert A. Neimeyer ve el duelo como “un proceso de reconstrucción de un mundo de significado que ha sido desafiado por la pérdida”. Este modelo es particularmente adecuado para aquellos que luchan por volver al “nivel de funcionamiento anterior a la pérdida”. Emplea estrategias de terapia constructivista para ayudar a las personas a aceptar su pérdida y encontrar una manera de seguir adelante.

MODELO DE PROCESO DUAL DE DUELO

La teoría de Margaret Stroebe y Henk Schut divide el proceso de duelo en un proceso orientado a la pérdida y otro orientado a la restauración. La persona en duelo oscila entre los dos procesos y, al hacerlo, aprende a equilibrar la realidad de su pérdida y aprende a vivir la vida después de ella.

El Modelo de Duelo de Proceso Dual es adecuado para hombres y aquellos que luchan por confrontar sus sentimientos y emociones. Alienta a las personas en duelo a usar actividades orientadas a la restauración, como aprender nuevas habilidades y formar nuevas relaciones, como una forma de sobrellevar el dolor y seguir adelante con la vida.

CUATRO TAREAS DEL DUELO

William Worden sugiere que para completar su proceso de duelo y seguir adelante, la persona en duelo debe realizar cuatro tareas:

  1. Aceptar la realidad de su pérdida.
  2. Procesar su pena y dolor.
  3. Adaptarse al mundo sin su ser querido en él
  4. Encuentre una manera de mantener una conexión con su ser querido perdido mientras se embarca en su propia vida.

CINCO ETAPAS DEL DUELO

Aunque este es el modelo de duelo más popular, fue desarrollado originalmente por la Dra. Elisabeth Kübler-Ross para explicar el proceso por el que pasan las personas con enfermedades terminales después del diagnóstico. Las cinco etapas del duelo son:

  1. Negación
  2. Enojo
  3. Negociación
  4. Depresión
  5. Aceptación

Vale la pena señalar que el duelo no es tan lineal y predecible como sugiere este modelo.

CÓMO CUIDARSE DURANTE EL DUELO

Ya sea que esté de duelo por la pérdida de un cónyuge, padre, hijo, hermano, amigo o alguien más cercano a usted, recuerde cuidarse.

DATE PERMISO PARA LLORAR

Aunque vivimos en una sociedad que espera que seamos “fuertes” y “sigamos adelante”, es necesario apreciar el hecho de que el duelo es bastante necesitado. Consume la mayor parte de tu energía y exige toda tu atención en todo momento, te guste o no. La única forma de seguir adelante y adaptarse a la vida sin su ser querido es permitirse el duelo. No permita que otros definan su dolor y le digan cómo debe sentirse.

ESCUCHA TU CUERPO

Tu cuerpo es perfectamente capaz de hacerte saber lo que necesita y cuándo. Escúchalo y come si tienes hambre, bebe agua si tienes sed y duerme cuando te sientas cansado. Adquiera el hábito de hacer ejercicio, ya que mejora no solo su salud física sino también su salud mental. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo produce endorfinas que elevan tu estado de ánimo y mejoran la forma en que te sientes. Aprende algunos ejercicios de respiración y meditación para ayudarte a calmarte y reducir el estrés por el que estás pasando.

NO EMBOTELLE SUS EMOCIONES

Fingir que estás bien cuando no lo estás no hace que el dolor desaparezca. Necesita seguir los movimientos y encontrar una forma saludable de expresar sus sentimientos. Hablar con alguien ayuda y también lo hace la consejería de duelo, pero si esa no es la forma en que hace las cosas, entonces hay otras formas de ayudarlo a lograr el mismo resultado. Comience un diario y escriba sobre sus sentimientos y pensamientos en él. Eso le ayudaría a validar su duelo y le permitiría superarlo de manera saludable.

APOYO DE DUELO

Si bien querer retirarse de la vida pública y restringirse a los límites de su propia casa es bastante normal dadas las circunstancias, debe hacer un esfuerzo para evitar que se convierta en un hábito. Interactuar con los demás y pasar tiempo con las personas cercanas a usted son partes importantes del proceso de curación.

FAMILIARES Y AMIGOS

Tu familia, amigos y personas cercanas a ti son tu red de apoyo y debes dejar que estén ahí para ti. Dales la oportunidad de hacer lo que puedan para facilitarte la vida en este momento difícil. No permita que su orgullo e independencia se interpongan en el camino y los aliene. Sea proactivo y comuníquese con ellos. Si corresponde, involúcrelos en el proceso de planificación del funeral, solicite una segunda opinión sobre las decisiones que debe tomar, etc. Hágales saber que son una parte importante de su vida.

GRUPOS DE APOYO

Si no se siente cómodo compartiendo el duelo con familiares y amigos, únase a un grupo de apoyo local o en línea. Estos grupos brindan un entorno seguro en el que puede compartir sus sentimientos e inspirarse en la experiencia de los demás. El duelo crea un fuerte vínculo entre las personas y puede beneficiarse de estar entre otras personas que están en el mismo viaje.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.